fbpx

El Encuentro Innova&acción de este mes se centró en la “Dirección Práctica de Proyectos de Innovación”, una temática fundamental en el panorama empresarial actual. La sesión contó con la participación destacada de Javier Sastre, CEO de Sastre&Asociados, quien compartió valiosas perspectivas y estrategias para abordar los desafíos inherentes a la gestión de proyectos innovadores. Este encuentro sirvió como plataforma para identificar las mejores prácticas y tendencias en el campo de la innovación, y enseñándonos a cómo incorporar la innovación dentro de nuestras tareas rutinarias, sin dejarla en un “segundo lugar”.

Una de las principales ideas discutidas fue la estrecha relación entre la innovación y la gestión de proyectos.Y es que, como bien nos señaló el ponente Javier Sastre, la innovación se materializa a través de proyectos concretos, por lo que resulta importante mejorar los resultados de estos proyectos como motor impulsor del crecimiento y la competitividad empresarial.

Nada más comenzar, el ponente quiso hacernos reflexionar sobre la distinción entre proyectos de innovación y proyectos más convencionales, señalando que en un mundo caracterizado por la volatilidad, la incertidumbre, la complejidad y la ambigüedad (VUCA), la gestión de proyectos innovadores enfrenta desafíos adicionales. Es decir, que lo que realmente diferencia un proyecto innovador de uno que no lo es, es su grado de incertidumbre. Estos desafíos incluyen la necesidad de adaptarse a cambios rápidos en el entorno empresarial y la capacidad de manejar la incertidumbre inherente a la innovación.

Una vez entendida esta principal diferencia, Javier Sastre nos trasladó otro de los puntos críticos en la gestión de los proyectos de innovación, que es la importancia del equipo de proyecto en el éxito de las iniciativas de innovación. Se destacó la necesidad de contar con un líder de proyecto eficaz y un patrocinador comprometido que respalde el proyecto a lo largo de su ciclo de vida. Tanto es así que el ponente llego a decir que un buen equipo puede compensar deficiencias en el proyecto, mientras que un equipo deficiente puede sabotear incluso los proyectos más prometedores.

«Un mal proyecto con un buen equipo va a tener un buen resultado. Un mal equipo con un buen proyecto va a fracasar. .»

Seguidamente, Javier Sastre nos ayudó a identificar las principales barreras para la innovación, que incluyen la resistencia al cambio, la falta de apoyo de la alta dirección, la falta de tiempo y recursos, y el miedo al fracaso. Y una vez identificadas, se discutieron diferentes estrategias para superar estas barreras, como la reorganización del tiempo y los recursos, la venta de los beneficios de la innovación a los mandos intermedios y la gestión efectiva de la intervención de los directores ejecutivos.

La medición de los resultados de los proyectos de innovación se consideró esencial para evaluar su impacto y justificar la inversión realizada. Se sugirieron indicadores clave de rendimiento (KPI) como el retorno de la inversión (ROI), la tasa de adopción del mercado y la mejora de la productividad como métricas importantes para evaluar el éxito de un proyecto de innovación.

«Muchas empresas quieren ser innovadoras, pero luego no hay prácticas habituales en su día a día para implementarlo.»

Después de entender que una de las grandes barreras de la innovación es nuestra excesiva “carga de trabajo” que nos impide decir ni un 20% de nuestro tiempo a la innovación, Javier Ssatre quiso explorar con nosotros algunas de las metodologías de gestión de proyectos que nos sirvieran para agilizar los procesos y mejorar –por tanto– los resultados. Para ello, se destacó la capacidad del enfoque ágil para adaptarse a entornos de alta incertidumbre y cambios constantes, lo que lo hace especialmente adecuado para la gestión de proyectos de innovación. Una serie de metodologías que permite trabajar por “Sprints” y tener una mayor información del estado y de la realidad de nuestros proyectos.

Sin embargo, para poder implementar este tipo de metodologías ágiles resulta de gran importancia tener una comunicación efectiva entre los implicados, una organización adecuada de los equipos y la asignación eficiente de recursos, como aspectos clave para el éxito de los proyectos de innovación. Así pues, este tipo de metodologías apuesta por  la necesidad de establecer una cultura organizacional que fomente la innovación como una práctica habitual en el día a día de la empresa, lo que requiere un compromiso continuo por parte de la alta dirección. Para implementar este tipo de formas de trabajo es importante priorizar y alinear los proyectos con la estrategia general de la empresa para garantizar un uso eficiente de los recursos disponibles.

En resumen, el Encuentro Innova&acción proporcionó una visión profunda y práctica sobre la dirección de proyectos de innovación en el entorno empresarial actual. Desde la identificación de barreras y desafíos hasta la exploración de mejores prácticas y metodologías de gestión de proyectos, el evento sirvió como una plataforma valiosa para compartir conocimientos y experiencias entre profesionales de diferentes sectores.

Si quieres conocer más sobre ello ya puedes ver la entrevista que hicimos a Javier Sastre al finalizar el encuentro:

Entrevista a Javier Sastre, CEO de Sastre&Asociados.
Galería de fotos

Próximos programas formativos y encuentros / Consultar agenda